Así lo sostuvo Vladimir Rozón, coordinador de la Unidad de Partidos Políticos del OPD-Funglode, en el coloquio político-electoral realizado en la Cámara de Comercio y Producción de Samaná

(Santo Domingo). Vladimir Rozón, coordinador de la Unidad de Partidos Políticos del Observatorio Político Dominicano (OPD) de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), sostuvo que en el año 2016 fue cuando los partidos, por primera vez en la historia político-electoral dominicana rindieron cuenta de los aportes recibidos del sector privado. Por tanto, advierte que es necesario que se creen nuevos mecanismos de fiscalización y control, basados en sistemas de auditoría más eficientes, recurrentes y en tiempo real. Así como también sanciones más efectivas, que obliguen a los actores políticos a presentar su rendición de cuentas.
“Se deben establecer responsabilidades para todos los involucrados en el manejo de las finanzas de las agrupaciones políticas siendo prioritario contar con instituciones que ejerzan una verdadera fiscalización sobre el uso del dinero en la política”, afirmó Rozón en el coloquio «Hacia una nueva Ley de Partidos Políticos. Análisis comparativo Ley Electoral núm. 275-97 y Proyectos de Ley de Partidos y Régimen Electoral».

Distribución de recursos en ambos proyectos de Ley
El coordinador de la Unidad de Partidos Políticos del OPD, como expositor del coloquio, estableció la diferencia entre la distribución de fondos en la Ley Electoral y la Ley de Partidos.
“La Ley Electoral núm. 275-97 en su artículo 50 establece la distribución del 80 % de los fondos, solo entre los partidos que hayan obtenido más del 5 % de los votos y, el 20 % restante, entre los partidos que obtengan menos de dicho porcentaje. Sin embargo, el Proyecto de Ley de Partidos en su artículo 61 establece que la distribución será: un 80 % dividido en partes iguales entre los partidos que hayan obtenido más del 5 % de los votos, un 12 % para todos los partidos que hayan alcanzado más del 1 % y menos de 5 % de los votos y, el restante 8 % de forma equitativa entre los partidos que hayan alcanzado entre 0.01 % y 1 % de los votos”.
En su disertación, Rozón explicó también, las diferencias entre las primeras abiertas y primarias cerradas a lo interno de los partidos políticos.
“Las primarias abiertas tienen como ventajas: mayor inclusión, mayor transparencia y menor influencia de la cúpula partidista. Entre las desventajas están las tendencias a aumentar el clientelismo, mayor costo y la tendencia a la fragmentación de los partidos. Las primarias cerradas tienen como ventajas: menor grado de clientelismo, menores costos y que elimina la posibilidad de doble campaña y votación dirigida. Entre las desventajas: menor nivel de democracia, menor rotación de los cargos electivos y menores niveles de participación”.
El coloquio «Hacia una nueva Ley de Partidos Políticos. Análisis comparativo Ley Electoral 275-97 y Proyectos de Ley de Partidos y Régimen Electoral» se realizó en la Cámara de Comercio y Producción de Samaná. La actividad fue organizada por Capítulos Provinciales, la Editorial Funglode y el Observatorio Político Dominicano, iniciativas de Funglode.
- Publicidad -

Deja un comentario